mercredi 31 mars 2010

A las puertas del deseo


"Camina con dificultad, el viento impide oir sus pasos.

Observa con dificultad, que a penas siente ya sus manos.


Entre murmulllos y silencios, puedo distinguir la voz.

De una sonido apagado, de una vieja canción de amor."

dimanche 28 mars 2010

Cálidos recuerdos

Corro, doy vueltas y rio. Estiro los brazos y me dejo caer en la suave arena. Respiro hondo, sonrio, cojo un puñado de arena fina y la arrojo al aire para que vuelva a caer sobre mi. Noto un cálida brisa acariciando mi cuerpo. Me siento como una niña de nuevo, aunque puede que aún lo sea.
Noto como llegas a mi lado y te sientas. Me coges la mano y me dejas apollar la cabeza en tu hombro. Y juntos observamos como el mar se pierde en el horizonte y el sol comienza a ocultarse. Juntos...

De repente despierto, estoy en mi cama y algunos rallos llegan hasta mi. Oigo algunos pájaros afuera, la primavera llegó hace tan solo unos días. Cojo el móvil y decido escribirte por primera vez en ocho meses un mensaje. Dice "Aún recuerdo aquellas lindas tardes de verano que pasamos juntos..."

mardi 16 mars 2010


Pero rojo pasión no se rindió, y sigue mostrando el amor y atrevimiento. Rojo sangre muestra dolor, calor y poco a poco se va apagando, solo queda en las pocas mente de personas perversas que no sabes que es amar.
¿Y en mi mente?
Rojo sangre ganó a rojo pasión.

vendredi 12 mars 2010

La chica de bronce


Allí está ella, espérandole. Ese dulce sabor acude a sus labios y se acuerda de como deseaba volver a sentir unidos sus cuerpos.

No recuerda su rostro, no hacía falta. Solo su piel morena, que tan suave a su tacto era. Su postura elegante, su cuerpo asombroso y su voz... Su voz, su espectacular voz que haría soñar a cualquiera que la escuchase. Potente y a la vez suave y aterciopelada esa voz era capaz de entonar la más maravillosa de las canciones, una y otra vez, y dejarte asombrado a cada canción como si de la primera se tratase.

jeudi 11 mars 2010


Volver la vista atras, sentir esas ganas de amar y me doy cuenta de lo bonito que es levantar la vista hacia las estrellas sin mierdo, sin ganas de llorar. Aunque todo sigue igual, tú sigues tu vida sin saber lo mucho que añoro sentir tus ojos en los mios...