lundi 19 avril 2010

Levanto la cabeza y sigo caminando.
Muchas veces caí, me levanté.
Dejé mi alma abandonada por el camino, no me importó.

No lo veo, pero soy consciente de como todos se quedan mirandome hasta que desaparezco de su campo de visión, pensando en aquella chica que quisieron, que ahora sigue a su lado, pero con la mirada vacía. Que sigue hablando con ellos, pero sin decir nada.



Miedo.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire