mardi 18 mai 2010

Me gustaría tanto decirte lo que mi corazón anhela...
pero no me quedan palabras.
Me gustaría tanto decirte que ya no tengo miedo...
pero me cuesta un gran esfuerzo.
Esas palabras suenan tan falsas,
que mi boca se niega a pronunciarlas.
Debo comenzar todo una vez más,
perdoname si doy un falso paso,
pero es lo único que mis pies saben hacer.

Tengo miedo de esta llama que antes de tu llegada me quemaba. Mis sueños se marchitan, solo el tiempo podrá curarme.

4 commentaires:

  1. Acabo de leer tu comentario, el ultimo texto no lo he escrito yo, pero gracias!

    RépondreSupprimer
  2. No lo sé, lo tenía en un papel, supongo que lo vería en alguna parte, lo escribí ahí y ño encontré rebuscando. Lo siento

    RépondreSupprimer