mardi 31 août 2010

Demasiado tarde para rectificar, demasiado pronto para cambiar


Pronto empiezan las clases. Pronto el verano habrá pasado y volveré a la rutina, esperando impaciente a Pilares, a navidad, semana santa, y de nuevo verano.