dimanche 24 octobre 2010

Arrinconado escuchaba atento como las palabras salían suaves de sus labios y se clababan con furia en mi cabeza.
Me sabía todas y cada una de las canciones que había cantado en aquel pequeño local. Era una artista, un talento que la sociedad no sabía apreciar, una mujer a la que la vida no le había dejado mostrar su don divino a la gente que sabía escuchar.
Se tenía que conformar malgastando su potente voz en unos inútiles fracasados que ahogaban sus penas en los licores baratos que aquel sitio ofrecía y que ni siquiera reparaban en su presencia hasta que llenaban de alcohol sus venas.

samedi 9 octobre 2010


Solo está asustada. No tiene miedo, pero tiembla. Susurra y el viento le hace tragar sus palabras. Se le doblan las rodillas, cae al suelo. Le brillan los ojos, resbalan las lágrimas y su cuerpo empieza a fallar. Oye una voz que la llama y consigue levantar la cabeza... pero sigue sola en aquella oscuridad. Se lleva las manos a los oidos, intentando detener esa voz. Grita, llora, pide ayuda pero, cuando despierta, está tumbada en la cama de nuevo, como cada noche y cada día, como cada mes y cada año, como siempre ha recordado.

mardi 5 octobre 2010

Sopa de letras

"Podría escribir una historia, de mi vida, de lo que fui. Mi pasado, mis recuerdos, mis proyectos de futuro... Pero una persona tan común como yo, con una familia corriente y un presente como cualquier otro, daría lugar a una historia más bien aburrida.

Podría, en realidad, escribir sobre cualquier cosa si quisiese. Pero no se trata de escribir por escribir, sino de escribir algo interesante y ameno; de construir un texto, palabra por palabra y lograr así la atención e interés de quien lo lea."